Inicio Fútbol Yacine Qasmi se rencuentra en Leganés con el sortilegio del tanto

Yacine Qasmi se rencuentra en Leganés con el sortilegio del tanto

3
0

Yacine Qasmi volvió a invocar el embrujo del tanto 9 meses tras su último tanto en Liga. Cuando el delantero franco-marroquí del Leganés enganchó con la zurda el centro de Nyom frente al Girona habían trascurrido doscientos setenta y nueve días desde la última vez que vio puerta en el campeonato de la regularidad. Entonces portaba la camiseta del Rayo y la víctima fue el Castellón. Esta vez portaba la del Lega y el contrincante fue el Girona. El orden de los factores, en la ecuación de este tanto, sí altera el producto.

Porque Qasmi vino a estrenarse en un duelo de campanillas, frente a un contrincante que el Leganés desea que sea directo en la lucha por el playoff y apenas en la segunda titularidad del ariete. Bueno para los pepineros, ajados en la noble labor de horadar porterías contrarias. Para eso ha fichado Qasmi. Para revitalizar una labor atrofiada al sur de Madrid.

Premio al acierto

Porque de momento Bautista (2 tantos en Liga) y Borja Garcés (otros 2 tantos en el campeonato regular) no habían aportado la pólvora que de ellos se aguardaba. Qasmi aterrizó en Butarque con fama de ser poco goleador y más ariete que acompaña que delantero centro puro, como le ponen las etiquetas que le persiguen desde hace unos años. Para colmo, no llegó rodado ni en buena forma física. Lo reconoció un Nafti que afirmó que este atacante de treinta y uno años precisaría paciencia y tiempo para desengrasar los oxidados mecanismos de su inactividad con ‘La Franja’.

Sucede que, en la meritocracia extrema que le agrada imponer al adiestrador pepinero, Qasmi pronto probó cierto olfato destinado al tanto. En un amistoso frente al DUX Internacional de Primera RFEF, Qasmi vio puerta ya antes de comenzar contra el Amorebieta de titular. En aquel partido formó con Bautista en punta y si bien el ariete cedido por la Real asimismo mojó, Nafti decidió que era tiempo de un relevo que tardó ciento treinta y cuatro minutos en marchar. Los que apartaron el pitido inicial en Lezama del tanto al borde del descanso (44’) contra el Girona.

Algo más que un ariete

Pese a que contra los vascos no marcó en el buen triunfo pepinero (1-tres), Qasmi repitió en el puesto frente al Girona en un duelo de esos que deja guiños al tanto, mas asimismo a la grada. Ese estilo de fajador infatigable que destila en todos y cada jugada (se ganó la amarilla por ir duro en una presión tras pérdida) agrada en Butarque. Así lo reconoció un público que lo aplaudió al dejar su puesto a Bautista y tras un dispendio físico que no solo dejó brega, sino más bien asimismo detalles de calidad.

¡OJO!  Celta de Vigo - Real Madrid, el resumen en vídeo

Sirva como un ejemplo una acción, reanudado el choque, en la que Qasmi desbordó por la izquierda prácticamente transformado sobremanera para procurar ceder un tanto a Bárcenas. La jugada acabó en fiasco por carencia de ángulo y exceso de Juan Carlos (gran partido del portero del Girona), mas probó que Qasmi es algo más que el sambenito que le cuelga desde hace ya un tiempo. Ese que lo apunta como ariete de tronco, en frente de la versión trabajadora y polivalente que desplegó en su estreno como titular ante su parroquia. La misma que lo vio romper la sequía liguera que lo acompañaba y que espera relance a un Leganés ilusionado con poder asomarse dentro de poco a los puestos de playoff.

Artículo anteriorA Pedri slo le falta marcar ms tantos
Artículo siguienteUn Red Bull “completamente diferente” para Bahréin
DEPORTES TODAY es el medio de prensa que más crece en España en 2022 gracias a tu colaboración y participación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí