Inicio Opinión Todos contra Roglic

Todos contra Roglic

0
0

Primoz Roglic ganaba etapas como churros para llegar líder a la octava etapa de la pasada París-Niza. Casi un minuto de renta tenía en la general sobre su más inmediato perseguidor, Max Schachmann, y nada hacía augurar que las tornas pudiesen mudar en una jornada final prácticamente insignificante de noventa y tres km. Pero vaya si cambiaron… La desgracia, que históricamente ha perseguido al esloveno en instantes puntuales, se cebó con Roglic en forma de caída. Remando en medio de la nada, solo y sin compañeros, perdió la carrera el último día a favor del convocado corredor alemán tras haber probado una superioridad asombrosa. Cosas del deporte.

Pero El cartero, o bien Roglic, siempre llama un par de veces, con lo que este año, en la 80ª edición de la mítica ronda francesa, el esloveno se presenta como máximo preferido al título para redimirse de sus desgracias. Poco importa que solo sume un par de días de competición y que prácticamente se haya paseado, con la pretensión de amontonar quilómetros sin desgaste, en Faun-Ardèche (26º) y Drome Classic (28º) con 2 actuaciones muy prudentes, solo unos pocos superdotados de la bici como (Pogacar, Evenepoel, Van Aert, Van der Poel…) disfrutan del privilegio de figurar en lo más alto de las apuestas al título en todos y cada carrera a la que van. Por si fuera poco, el Jumbo-Visma le arropará con un equipazo de escuderos encabezado por Wout van Aert, que asimismo podría tomar el mando si la desdicha vuelve a ensañarse con su jefe de filas. Espaldas bien cubiertas.

No obstante, van a ser muchos, y buenísimos, los contrincantes a los que deberá hacer frente Roglic sobre carreteras francesas: Joao Almeida, Nairo Quintana, David Gaudu, Aleksandr Vlasov, Simon y Adam Yates, Brandon McNulty, Schachmann, Jack Haig, Gino Mäder, Daniel Felipe Martínez, Alexey Lutsenko o bien Guillaume Martin, entre otros muchos. El Movistar, con Gorka Izagirre y también Iván García Cortina como punta de lanza, va a tener en las fugas su opción mejor. El recorrido se semeja mucho al de dos mil veintiuno, con 3 primeras etapas llanas ideales para los velocistas (Jakobsen, Philipsen, Groenewegen, Bennett, Bol…), una contrarreloj donde los especialistas deberían tomar el liderato (Küng, Bissegger, Dennis, Van Aert…) y cuatro etapas de montaña con el único final en alto en un temible Col de Turini (quince con dos km al siete con dos %) que se antoja definitivo. Todos contra Roglic…

¡OJO!  Callejón sin salida para Adama
Artículo anteriorEl Madrid va a medir la alegría
Artículo siguienteLa derecha en Leganés es de todos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí