Inicio Otros Deportes Ona Carbonell, Lydia Valentín y Eli Pinedo piensan que queda camino por...

Ona Carbonell, Lydia Valentín y Eli Pinedo piensan que queda camino por recorrer para la igualdad en el deporte femenino

1
0
De izda a dcha: Eli Pinedo, Ona Carbonell y Lydia Valentín durante su participación en el 'Forbes Power Summit Women 2022'

MADRID, tres Mar. –

La bañista Ona Carbonell, la haltera Lydia Valentín y la exjugadora de balonmano Eli Pinedo coincidieron este jueves en que hace falta una mayor “visibilidad” en el deporte femenino y que todavía que queda mucho camino por recorrer para lograr la igualdad, si bien ha habido avances significativos.

La ganadora de veintitres medallas en Mundiales de Natación, la triple medallista olímpica en halterofilia y la que fuera extremo de las ‘Guerreras’ compartieron una mesa-discute del ‘Forbes Power Summit Women 2022’ donde intercambiaron sus impresiones sobre el presente estado del deporte femenino en aspectos como la visibilidad, el sueldo o bien la maternidad y la conciliación.

Ona Carbonell remarcó que “la visibilidad no es igual” y que si bien hay “avances muy grandes” con ideas como las de Iberdrola de “apostar directamente por la mujer” y “el mundo está cambiando”, aún ve “mucho recorrido a nivel económico”.

Además, la catalana consideró que otra cosa positiva es que las pequeñas ahora tienen “ejemplos a nivel de referentes”. “Todo está evolucionando positivamente. No es sólo quejarnos, hay que ver el lado positivo, pero queda mucho por recorrer en temas como la conciliación o a nivel salarial donde la diferencia es abismal”, advirtió.

“El deporte es un reflejo de la sociedad y también hay diferencias salariales, no hay mujeres en puestos directivos o no existe la conciliación, pero a la vez sirve para emocionar y contar valores y cada vez más marcas apuestan por esto”, agregó Carbonell.

La bañista lamentó que las mujeres atletas no lo tengan simple para ser madres y que esa situación parezca “un tema tabú” que no está “regularizado” y sobre el que faltan “ayudas”. “Yo llevaba muchos años planteándome serlo, pero tenía miedo por tener que renunciar a mi vida. Se puede ser madre y deportista, pero tienen que cambiar muchas cosas para que las mujeres deportistas no tengan ese miedo. Mi mejor medalla ha sido mi hijo y ojalá no hubiese tenido ese miedo”, confesó la barcelonesa, que consiguió participar en Tokyo dos mil veinte un año tras haber dado a luz a su primer hijo.

En este sentido, estima que existe el miedo a que “la sociedad” juzgue a estas mujeres y dé por sentado que siendo madre no serán de nuevo exactamente las mismas. “Hay que visibilizarlo para que no haya ese temor y haya ayudas. Yo he sido una privilegiada, pero si hubiese seguridad, habría más madres deportistas. Es compatible serlo y competir al máximo nivel”, apuntó, informando que todavía no han llegado “al techo de cristal”. “El cambio está llegando, pero no nos podemos frenar, hay que seguir luchando”, solicitó.

¡OJO!  Sandra Sánchez y Damián Quintero lideran las opciones españolas en el Europeo de karate de Gaziantep

VALENTÍN: “TENDRÁN QUE PASAR MUCHOS AÑOS PARA LA IGUALDAD SALARIAL2

“Estamos abriendo camino, lo más esencial es que el deporte no tiene género y hay que valorar al atleta por su talento y dejar atrás si es muchacha o bien chico”, sostuvo Lydia Valentín, que puntualizó que las mujeres tengan que conseguir “medallas olímpicas y mundiales para poder salir en las portadas de los medios para tener visibilidad y vengan patrocinadores”.

La haltera detalló que la halterofilia “está muy vinculada al deporte masculino”, pero que tuvo que ser una mujer como ella “la primera” en ganar una medalla olímpica o ser campeona del mundo. “Estoy superorgullosa de que en un deporte tan vinculado al género masculino haya sido una mujer la que haya logrado el mejor éxito”, resaltó, sin esconder que, pese a ello, “hay bastante igualdad” en su deporte.

La leonesa dijo que “a nivel social hay prejuicios” porque viven “en una sociedad machista” y que el ser madre en ocasiones también “depende de los deportes” y sus sistemas de ranking que hacen más complicado “dar prioridad” a tener hijos. “Hay que regularlo de alguna forma, a fin de que puedas tener un hijo y estar sosegada para poder conciliar con tu deporte”, demandó.

“La igualdad salarial es otro capítulo más extenso y creo que deberán pasar muchos años para alcanzarla. Estamos procurando romper ese techo de cristal y mesas como esta son esenciales pues damos nuestra experiencia y entre todas y cada una podemos procurar a que llegue esa igualdad”, concluyó.

PINEDO: “NUESTRA CARRERA ES BREVE, PERO TAMBIÉN EL PODER SER MADRE”

Por su parte, la exjugadora de balonmano Eli Pinedo tiene claro que “el deporte ya no es cosa de hombres”, pero que “todavía sí prosigue habiendo más noticias” de deporte masculino. “Por suerte, en el evento universalmente más conocido que son los Juegos, en las últimas 3 ediciones han sido mayores los éxitos femeninos. Me agradaría que fueran todos los años pues es donde se nos ve y valora a todos por igual, mas desgraciadamente no es de esta manera y toca continuar peleando para tener esa visibilidad que atrae más patrocinadores”, declaró.

Para la medallista olímpica en Londres 2012, LaLiga Santander está muy por encima del resto de deportes y lamentó que pese a tener en la Primera Iberdrola “a la mejor del mundo” como es Alexia Putellas, su sueldo “no se puede cotejar con el de un futbolista”, mientras que no olvida que en sus inicios partían con “desventaja” en la selección porque no habían ganado todavía nada.

¡OJO!  Los 'Red Sticks' vencen a Francia en Valencia

Sobre la maternidad, aseveró que “no hay solo charlar de ello a fin de que se normalice”. “Es que hay atletas que han sido madres y han llegado más éxitos, que no se vea la maternidad como un símbolo de debilidad en la mujer atleta. Cuando jugué en Dinamarca en dos mil diez, me quisieron renovar y me preguntaron si deseaba ser madre para poder programarla mejor. Aquí se ha avanzado ‘poquito'”, indicó.

La vasca piensa que un embarazo está “visto como una temporada perdida”. “La carrera de una atleta es breve, mas asimismo el poder ser madre. No deseamos ser las primeras en nada, hay que continuar picando ese techo de cristal, mas vamos por buen camino”, sentenció Pinedo.

Artículo anteriorBucsa cae en Lyon frente a la ucraniana Yastremska
Artículo siguienteJoventut y Río Breogán desean proseguir en la zona noble
DEPORTES TODAY es el medio de prensa que más crece en España en 2022 gracias a tu colaboración y participación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí