Inicio Liga Santander La volatilidad de los directivos deportivos en el Espanyol

La volatilidad de los directivos deportivos en el Espanyol

0
0

Francisco Rufete acaba contrato el treinta de junio y desde el club no ha habido ningún posicionamiento oficial sobre si se le renovará o bien no. “Al final de la temporada veremos las heridas”, afirmó Josep Maria Durán, consejero delegado, el lunes. De hecho, y como ha ido advirtiendo en ciertas ruedas de prensa, como la de la presentación de Tonny Vilhena, el alicantino ha hablado claramente de la plantilla futura. Pero, durante la historia perica, no es frecuente que los directivos deportivos terminen la época si no van a proseguir la próxima.

En los últimos veinte años no ha habido ningún directivo deportivo (antaño secretario técnico) del Espanyol que haya acabado la época cuando se decidió dar un cambio de rumbo. Todos cayeron por la mala situación deportiva o bien dieron un paso al lado cuando comprendieron que no formarían una parte del proyecto. Solo hubo la salvedad de Óscar Perarnau con la llegada de Chen Yansheng, cuando decidió, aduciendo temas personales, desamparar el cargo tras terminar el mercado de invierno del curso dos mil quince-dieciseis.

En noviembre de dos mil tres, con Javier Clemente cayó asimismo Sergio Morgado. Ambos fueron despedidos tras un horrible inicio de curso y de la confección de una plantilla con deficiencias. Le reemplazó Miquel Corominas, que abordó el mercado de invierno y dejó el cargo en febrero. Cristóbal Parralo aceptó la jefatura del área deportiva y pudo preparar con tiempo el próximo curso. Su tarea sirvió para fichar a Miguel Ángel Lotina y formar la plantilla que ganó la Copa del Rey y se clasificó en un par de años seguidos para Europa.

Pero Cristóbal tampoco no terminó su segunda campaña. En marzo dimitió por “intromisiones” cuando el club deseaba darle un giro a la situación deportiva. Luego se fue Lotina y en mayo de dos mil seis fue anunciado Paco Herrera como substituto de Cristóbal, quien trajo a Ernesto Valverde y también empezó un proyecto que le sostuvo en el club un par de años y medio. En febrero de dos mil nueve, con otro Espanyol de guerrillas con la llegada de Mauricio Pochettino, Ramon Planes pasó a ser en el mandamás del área deportiva.

De Planes, un posible repuesto, a las 2 etapas de Perarnau

Planes, que ahora se ubica como uno de los posibles sustitutos (cuenta con 3 ofertas de LaLiga), estuvo al lado de Pochettino hasta noviembre de dos mil doce. Casi 4 años de luces y sombras deportivas en un club que comenzaba a estar ahogado por la economía. Óscar Perarnau lidió con esa etapa hasta el momento en que en el primer mes del año de 2016, una vez que en el último mes del año y contra su opinión se despidiese a Sergio González y contrató a Constantin Galca. Ángel Gómez elaboró al lado de Quique Sánchez Flores la próxima plantilla, mas fue despedido en el mes de noviembre de dos mil dieciseis.

¡OJO!  Agotadas las setecientos entradas que la Real ha mandado a Vitoria

Durante un año y medio, Jordi Lardín ocupó esa situación hasta su despido en el mes de abril de dos mil dieciocho al lado del del adiestrador madrileño. Fue ahí cuando Perarnau, que estaba en el club y pudo trabajar en el próximo proyecto con fichajes como los de Joan Francesc Ferrer Rubi y Borja Iglesias, aceptó el cargo y lo derivó más tarde en Rufete, quien desde ese julio se encargó de la Dirección del Futbol Profesional. Más adelante, en el primer mes del año de dos mil veinte y no en el mes de junio, fue cuando el alicantino aceptó el control del área deportiva de forma diligente.

En esos malos instantes del primer equipo es cuando se pone en duda en la opinión pública de forma explícita la figura de Rufete, el directivo deportivo en el año del descenso y del ascenso. La cronología especifica que los cambios, de producirse, no llegan en el mes de junio.

Artículo anteriorSe busca récord en la era Nafti
Artículo siguiente“¿Luka Modric? Hasta los 40…”
Apasionado de la Liga Santander. En D.T publico las noticias más relevantes de la liga española.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí