Inicio Opinión La nueva generación derruye la puerta

La nueva generación derruye la puerta

0
0

En la NBA hay un rey (LeBron James), una extensa nobleza (Durant, Embiid, Antetokoumpo, Curry, Jokic, Harden…) y un buen puñado de aspirantes, poco a poco más precoces y dominantes, que pretende deponer noche tras noche al orden establecido. En la pasada jornada de la NBA se comprobó esta tendencia. Cuatro nombres y 4 exhibiciones, las de Luka Doncic (veintitres años), Trae Young (veintitres), Ja Morant (veintidos) y Jason Tatum (veinticuatro), una constelación infantil que apremia a la vieja guarda a dar un paso al lado, por el hecho de que su baloncesto es ya un sunami.

Los Dallas Mavericks, tras un verano movido y con la llegada de Jason Kidd al banquillo, han dado un paso adelante en sus aspiraciones y, a pesar de ser un equipo de especialistas, sin mucho quilate, son quintos de la conferencia oeste. Ayer vencieron a los Golden State Warriors (ciento trece-ciento veintidos) por segunda vez en 3 días y fue de nuevo Luka Doncic el guía de los texanos. El esloveno se fue hasta los cuarenta y uno puntos, diecinueve de ellos en el primer cuarto, y volvió a dar la sensación de ser ese jugador insostenible, déspota en todas y cada una de las facetas del juego, desde la asistentente (nueve) hasta la reboteadora (diez).

Su contrincante y amigo Trae Young, a pesar de que no disfruta de una temporada tan alegre con sus Atlanta Hawks (décimos en la conferencia este), volvió a demostar ayer por la noche los inaccesible que es su talento para la defensa contrincante. El base sumó treinta y nueve puntos y trece asistencias para tumbar a los renacidos Chicago Bulls (ciento veinticuatro-ciento treinta), uno de los equipos más en forma de la NBA, terceros en el este. Young serpenteó a destajo por la zona y fue un francotirador desde la línea de 3, 7 aciertos de 9 intentos.

Por último, el Garden de Boston, con su perenne parqué, vivió un partido épico entre los Celtics y los Memphis Grizzlies, la enorme sorpresa de la época. Épico por el hecho de que se batieron en duelo 2 puras sangres, Jayson Tatum y Ja Morant. El primero alcanzó la cantidad de los treinta y siete puntos y el segundo, con su sobrenatural atletismo, treinta y ocho. Un intercambio de canastas refulgente que por último se llevaron los verdes (ciento siete-ciento veinte).

El cambio generacional que plantean estas 4 estrellas no solamente se percibe por sensaciones, asimismo en lo estadístico. Todos se encuentran entre los diez máximos anotadores de la liga: Young es cuarto (veintiocho con uno), Doncic sexto (veintisiete con ocho), Morant séptimo (veintisiete con ocho) y Tatum noveno (veintiseis). Entre tanto joven solo LeBron James (doscientos ochenta y ocho) y Stephen Curry (veinticinco con siete), dominadores incontrovertibles de la última década sostienen el pulso a una cuenta atrás ineludible.

¡OJO!  Real Sporting - Ibiza, en directo: a la espera de los onces
Artículo anteriorEntre la Youth League y la guerra
Artículo siguienteGarcía Pimienta: “En Huesca tenemos que ser protagonistas, podemos ganarle a cualquiera”
DEPORTES TODAY es el medio de prensa que más crece en España en 2022 gracias a tu colaboración y participación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí