Inicio Copa del Rey Iribar-Claramunt, recuerdo de 2 leyendas de la final de mil novecientos sesenta...

Iribar-Claramunt, recuerdo de 2 leyendas de la final de mil novecientos sesenta y siete

0
0

Iribar es la mayor historia legendaria que tiene el Athletic en los más de 100 años de historia del club rojiblanco. El exportero natural de Zarautz cumple el día de hoy setenta y nueve primaveras. Y le felicita en el momento de soplar las candelas Pep Claramunt, un mito en Valencia. Ambos han tenido tiempo para examinar el lance copero de mañana en Mestalla, que conduce a la final del veintitres de abril en La Cartuja. Podría ser la tercera seguida de los leones.

Ambos formaron una parte de la final entre Athletic y Valencia disputada en mil novecientos sesenta y siete en el Bernabéu, con triunfo che por 1-dos, con tantos de Paquito y Vicente Jara. Uriarte anotó por los leones. Son 2 One Club Man, uno mundialista y el otro vencedor de Liga, con más de mil partidos en la elite entre los dos. “Fue una final muy igualada que se podía decantar por cualquier lado y cayó de su lado. Nos ganaron bien. Cuando llegas a la final y no levantas la Copa, estás triste por haber fallado a la afición, que, como siempre, se desplazó en masa, y luego debes tener el reconocimiento al ganador”, expone El Txopo en una entrevista conjunta en Cope Bilbao. “Veníamos de ganar al Madrid en la fase de clasificación y había mucha moral”, agrega Claramunt. El segundo tanto de Marquitos, de espuela, afirman las crónicas que desde fuera del área, se lo recuerdan a Iribar en muchas ocasiones.

Claramunt resalta que aquella final encaró a 2 equipos muy coperos. “Llegábamos ambos con muchas ganas, fue un espectáculo grande. Al margen de lo de los jugadores, por los aficionados en la grada”. Tanto como Iribar aceptan que tenían una relación genial, “congeniamos desde el primer momento, sobre todo por la Selección… éramos rivales siempre con un respeto y admiración grandes”.

Claramunt es algo más joven, tiene setenta y cinco años, de acá que considerara a José Ángel “un hermano mayor, un referente, por su prestigio y su gran calidad, y una gran persona”. “El trabajo como rivales siempre fue noble, buscando lo mejor para equipos. Hay una admiración mutua”, comprueba el excentrocampista del Valencia, quien no se pierde ni un encuentro del presente equipo de Bordalás: “Veo mucho casi todos los que televisan. No me pongo nervioso, me preocupa el equipo, lo que sí me inquieta es no ver a mi Valencia al nivel que debe, con los grandes, disputando los campeonatos de Liga y en Champions, o en Europa. Está en esta situación y tenemos que ayudar y que vaya recuperando su categoría y sitio en el fútbol europeo”. Es un caso diferente del de su amigo vasco: “Normalmente, viajo con el equipo, me agarro al asiento por los nervios, intento controlarme, pero lo llevo dentro. El gusanillo pasa factura”.

¡OJO!  Lopetegui felicita por el título copero a "todos los beticistas"

Ninguna de las 2 leyendas ve un preferido mañana. “No le veo ninguna ventaja a jugar la vuelta en Mestalla. Es un partido muy incierto, difícil para los dos, complicado de jugar, una moneda al aire. Pueden ganar los dos. El Valencia no me da las garantías de que en casa va a pasar, porque le cuesta mucho jugar bien y hacer cosas de equipo ganador. Va a ser muy competido, ojalá gane el Valencia, pero va a estar igualado”, aventura Claramunt. Mientras Iribar estima que “no va a afectar la amplia derrota en el Camp Nou”, aun “puede ser un revulsivo”; trata de enfatizar en que “el Barça está en muy buen momento”.

Sobre el tan debatido modelo de juego de Bordalás, Claramunt concluye: “El fútbol es ganar, todos los entrenadores lo quieren y cada uno emplea los medios que están a su alcance. Estos partidos a veces no son bonitos, de posesión, se juega directo y hay mucho choque y contacto, poco fútbol. Porque los equipos no tienen juego y prevalece la pelea, eso también es fútbol. Si se hace con buena fe, sin mala intención, puede ser también un gran espectáculo con emoción”.

El Txopo recuerda que en la época mil novecientos cuarenta y nueve-cincuenta se dieron un cinco-1 y seis-tres en una eliminatoria entre los dos en Copa, “ahora es otro fútbol, más igualado, más difícil ver goles”. Iribar siempre y en toda circunstancia ha sido muy admirado en Mestalla. Cada vez que se dirigía cara la portería en los preliminares de un partido, la grada le aclamaba. El Txopo, siempre y en toda circunstancia de negro si bien con alguna concesión al verde obscuro en la recta final de su carrera, levantaba un brazo y respondía a esa muestra de admiración. Curiosamente recibió una propuesta en el comienzo de su carrera para fichar por el club che.

Artículo anteriorArbilla cumple ciento cincuenta partidos con el Eibar
Artículo siguienteMarcelino: “Hay personas que intentan destruir el cariño entre Mestalla y yo; no lo conseguirán”
DEPORTES TODAY es el medio de prensa que más crece en España en 2022 gracias a tu colaboración y participación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí