Inicio Liga Santander Illarra vuelve al Bernabéu tras superar un martirio de lesiones

Illarra vuelve al Bernabéu tras superar un martirio de lesiones

0
0

Asier Illarramendi (Mutriku, mil novecientos noventa) cumple treinta y dos años el martes de la próxima semana. Y salvo susto de última hora, lo hará con ganas de enlazar 2 partidos seguidos en la Liga. Puede parecer una cantidad irrisoria, mas no para el centrocampista mutrikuarra. Hace nada eso era impensable para él. Porque hace justo una semana rompía contra Osasuna una sequía de doscientos ochenta y siete días sin jugar un encuentro liguero. Se afirma pronto. Las lesiones han sido un martirio los 3 últimos años para el capitán de la Real Sociedad, con el que se llegó a hacer un plan de readaptación a la demanda de la elite controlando sus cargas a fin de que su cuerpo pudiese regresar a aguantar la intensidad de los sacrificios que deben hacer los futbolistas al más alto nivel.

Pero ese martirio es pasado, y también Illarramendi regresa al Santiago Bernabéu como un jugador nuevo, y si Imanol no afirma lo opuesto, puede ser hasta el comandante en plaza de la rasguñada txuri-urdin de sus tradicional puesto de ‘4’, lugar desde donde tan bien ve el futbol de cara, con esos privilegiados visión de juego y toque en corto que tan poco pudieron gozar en el Real Madrid, cuando Illarra cambio de librea a cambio de la friolera entonces de treinta y dos millones de euros, en el verano de dos mil trece.

Y eso que llegó a jugar noventa partidos con el Real Madrid en 2 temporadas. No se amoldó, por la razón que fuera. Y volvió a casa al cabo de dos años por dieciseis millones de euros. La operación salió redonda para la Real. Pero Illarra ya no fue de nuevo exactamente el mismo que se había ido a Madrid. Las lesiones no le han dejado. Aunque su 3 primeros años de vuelta en Donosti los saldó una media de cuarenta partidos por temporada.

Pero una lesión en Mestalla en la época dos mil dieciocho-diecinueve fue el principio de su martirio, acompañada de una grave lesión de tobillo en San Mamés al principio de la campaña diecinueve-veinte. Y desde ahí, tras largas y difíciles recuperaciones, continuos inconvenientes musculares que le provocaban inoportunas recaídas le han impedido gozar del futbol. Y más lesiones como la que padeció a fines de la época del parón por el coronavirus, o bien la que padeció en la anterior de la final de Copa en La Cartuja el año pasado.

¡OJO!  Coudet, futuro dudoso en Vigo

Un obscuro túnel del que daba la sensación de que ya no iba a salir jamás. El mutrikuarra apenas había podido jugar 6 partidos en el último año, hasta el momento en que llegó la agradable nueva de verle en el once inicial contra Osasuna el pasado domingo. Repitió desde el banquillo en Mallorca. Y nada se ha sabido de nuevas molestias musculares.

Una gran nueva. Illarra retorna de este modo a ese Bernabéu en el que no ha podido jugar en las 2 finalizas victorias de la Real, como un jugador renacido, que vuelve a gozar del futbol y con la pretensión de que esta sea su terminante restauración. Busca una continuidad que, además de esto, es precisa para su porvenir, por el hecho de que acaba contrato con la Real en dos mil veintitres, y está claro que en las presentes circunstancias no es moco de pavo proponer una renovación, por fundamental que haya sido en la historia reciente del club.

Artículo anteriorSe busca récord en la era Nafti
Artículo siguiente“¿Luka Modric? Hasta los 40…”
Apasionado de la Liga Santander. En D.T publico las noticias más relevantes de la liga española.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí