Inicio Liga Santander “El que sale del Madrid se adapta a cualquier equipo, el del...

“El que sale del Madrid se adapta a cualquier equipo, el del Barça, no”

2
0

Pepe Mel (Madrid, cincuenta y nueve años recién cumplidos) fue futbolista profesional a lo largo de dieciseis temporadas (mil novecientos ochenta y dos-mil novecientos noventa y ocho) y desde dos mil ejercita de entrenador de forma ininterrumpida. Un ilustrado bracero del balompié que, de un día para otro, aún en plena fase de frustración por su despido como técnico de Las Palmas el pasado veinticuatro de enero, ha pasado a ser uno de los hombres más solicitados del futbol de España. Razón: él y absolutamente nadie más que fue el técnico que con dieciseis años hizo comenzar a Pedri en Segunda División.

Después de la enésima exhibición del jugador canario y la guinda de su caño a Balenziaga (a lo Xavi), Pepe Mel ha debido explicar por activa y por pasiva todas y cada una de las herramientas de su alumno. Sobre Pedri y sobre su larga carrera, la de Mel, versa este viaje por el túnel del tiempo.

—Después de la docena larga de entrevistas que ha concedido con Pedri como único protagonista, ¿le queda algo que contar a este respecto?

—Este muchacho con dieciseis años ya tenía una madurez fuera de lo común. Pasó del juvenil a Segunda, una competición con mucho oficio y durísima. No lo apreció para nada. Lo mejor que tiene es que comprende el juego maravillosamente. Cuanto más cerca esté de la salida del balón y del juego asociativo, puesto que mejor. Hace siempre y en toda circunstancia lo que debe hacer. Cuando debe centrar, centra y cuando debe regatear, regatea. Tiene el don de no confundirse jamás en ese sentido. No es increíble en muchas facetas, mas todo lo hace adecuado.

—Por lo que afirma es un interior puro, carril del ocho o bien carril del diez, mas lo usaba asimismo pegado a la izquierda y ahí asimismo jugaba en las Selecciones inferiores.

—Él ve el futbol entre líneas estupendamente. Da pases de esos que te dejan delante del portero. Todo lo que sea estar cerca de los delanteros le favorece. Le ponía ahí por el hecho de que el Pedri que cogí era un crío débil, que no estaba musculado y físicamente no era el de ahora. Ha cogido 4 o bien 5 kilogramos de masa muscular. Era buenísimo en aeróbico, mas no en fuerza. Desde la izquierda aparecía cara dentro y sorprendía. Como hacía Del Bosque en el Real Madrid con Zidane y Roberto Carlos, salvando las distancias, claro. Si arranca desde fuera no le advierten y crea superioridad numérica. Luis de la Fuente lo debió ver y de ahí que hacía lo mismo en la Selección. Además, es un muchacho que en las labores protectoras no se borra. Eso es lo curioso. Un jugador con ese talento es capaz de meterse una carrera de cincuenta metros para recobrar. Defensivamente no éramos uno menos con él.

—A Iniesta, con quien se le compara, no le agradaba mucho arrancar desde fuera, prefería partir de la zona central… Sin embargo, Del Bosque creía que hacía más daño cuando venía desde la banda.

—Son jugadores que, si juegan en una situación fija, por servirnos de un ejemplo, les pones de enganche, un pivote protector les puede encimar y no les deja jugar. Mientras que, si llegan desde la banda, por sorpresa producen más inconvenientes.

—O sea que su mejora está en el plano físico.

—Sí, y puede progresar más. La temporada pasada, con Koeman, en el partido contra el PSG, los futbolistas negros, con su físico, le pasaron por encima. En el choque, en el balón dividido perdía siempre y en toda circunstancia y ahora no. Ahora ya no va al suelo en el contacto.

—Hablemos de su carrera. Me llama la atención que estando 3 años en el Castilla marcando tantos, no tuviese ni una ocasión de jugar en el primer equipo ni tan siquiera un partido…

—Jugué un amistoso. El último partido de Del Bosque fue un amistoso en Puertollano. Entré a reemplazarle. Fueron sus últimos minutos en el Madrid y mis únicos minutos en el primer equipo. Luego me fui a Osasuna. No tuve más ocasiones por el hecho de que coincidí con una generación de futbolistas inusuales. Todo depende de la temporada que te toque vivir. Mi Madrid ganó 5 Ligas seguidas. Estaban Juanito, Santillana, Hugo Sánchez, Valdano… Estaba la Quinta del Buitre. Precisamente mi compañero en el Castilla, Emilio, subió y se quedó. No cabíamos más. El propio Pardeza llegó al primer equipo, mas entonces debió buscarse su camino en otro lado. En otras temporadas, a lo mejor con menos, logras más. Lo bueno que tenía el Real Madrid es que los jugadores que salían, jugaban con determinada sencillez en el resto de los clubes españoles: Osasuna, Espanyol, Málaga…

¡OJO!  Los ensayos de Pellegrini

—Esto confirma la teoría de que la cantera del Madrid crea jugadores universales y, la del Barça, por servirnos de un ejemplo, crea más jugadores para el propio Barça.

—Así es. Lo he vivido en mis carnes. El jugador del Madrid se amolda a cualquier estilo. En el Madrid no te enseñan un estilo. Pasas por diferentes adiestradores y cada uno de ellos juega como desea. Lo que importa es el espíritu, de qué manera te comportas, el sacrificio y competir por el hecho de que en el Madrid solo vale ganar. Si quedas segundo, fracasas. Mientras que en el Barça te enseñan una forma de actuar en el campo tácticamente, de qué manera debes moverte, concretarte. Juegas un 1-cuatro-tres-tres obligatorio y si sales y vas a un equipo que juega 1-cuatro-cuatro-dos o bien con línea de 5, ya no te amoldas. Eso es de este modo.

—Se podía resumir que en el Madrid te enseñan a ganar y en el Barça, a jugar.

—No sé si es de este modo de tajante, mas sí. En el Madrid te enseñan a de qué manera debes hacer las cosas y, evidentemente, a ganar. Siempre recuerdo que siendo juvenil en un duelo de Copa nos suprimió el Barça y con la cabeza ‘gacha’ nos fuimos para dentro y el encargado nos forzó a salir otra vez al campo a felicitar a los ganadores que lo festejaban con el presidente, el mismísimo José Luis Núñez, que en paz descanse. Esa educación me forjó como atleta y como persona.

—Como adiestrador ya lleva más partidos que como jugador…

—Sinceramente creo que soy mejor adiestrador que lo que fui como futbolista. Mis últimos años como jugador ya veía el futbol como técnico. Me preparaba para dar un paso fuera de la línea. Me veo más en este papel de llevar un conjunto que para mí es la primordial función del adiestrador.

—Y asimismo con lo dura que es la Segunda ha entrenado más en esta categoría que en Primera…

—En Primera llevo ciento sesenta partidos y en Segunda cuatrocientos veinte. Es normal. Hacerte un hueco en Primera es complicado y encima tuve la fortuna de estar 6 años en el Betis. Estar en el futbol profesional es ya un logro. El trabajo es igual en Primera que en Segunda. En clubes como, por servirnos de un ejemplo, el Real Madrid lo primordial es saber llevar el conjunto, mas ejercitas más de adiestrador en otros equipos menos grandes por las faltas que tienes.

—¿Y no le da saña que jamás le llamen de un club con aspiraciones alén de batallar por ascender o bien no descender? Hasta en el Betis, que es un grande, estuvo en etapas de descenso y ascensos.

—¡Pues claro que me da saña! Quema mucho, mas supongo que va a haber otros muchos técnicos que piensen como . En el Betis ascendimos un par de veces, nos clasificamos para Europa League, me cesaron 2 veces… No es simple apostar por el adiestrador de España en muchas ocasiones y, no obstante, fuera estamos muy demandados. Nunca me ha llamado un club de esos que afirma. Y supongo que asimismo van a tener su presión. Siempre he ejercido de bombero. Hasta el Deportivo me llamó cuando estaba ahogado en Primera. Nunca tuve un equipo para batallar por estar arriba. No bajo los brazos en este sentido. Mi ídolo es Ranieri, que ganó la Premier con el Leicester con sesenta y cinco años. Hay que proseguir trabajando. Las situaciones hay que ganárselas. Lo esencial es estar ahí y tengo el nombre que tengo en el futbol de España por el hecho de que llevo veinte años sin parar. En todas y cada una de las temporadas he entrenado.

—¿Ha alterado mucho el Mel adiestrador de sus inicios, Murcia, Tenerife… al actual?

—Sí, el futbol y el juego cambian. Hemos pasado de que todos imitaban a la Selección y al Barça, a que el futbol ganador es el de Simeone; ahora todo el planeta desea jugar con 5 defensas por el hecho de que de este modo es como ganó la Champions el Chelsea… Varían los estilos y las metodologías. El futbol avanza y hay que reciclarse. No es cierto que en el futbol esté todo inventado. En mi cabeza prosigo concibiendo mi equipo presionante y dominador. Es lo que me ha dado frutos. Hay diferentes formas de lograrlo y lo que debes tener son razonamientos para persuadir al futbolista. El adiestrador debe persuadir sin importar un mínimo la táctica que utilices. Todas las tácticas son buenas.

¡OJO!  El Espanyol, la mantequilla del torneo

—Le agradaban los extremos, mas ya no hay.

—Como buen delantero centro que era. Yo jugué con Míchel, Gordillo, Martín Vázquez… Los extremos eran mi vida. La falta de extremos ahora es culpa de las escuelas de futbol. No todo en el futbol es asociativo. En ocasiones un pequeño regatea y le echan la bronca por el hecho de que la debe pasar. Pues no. A lo mejor la jugada solicitaba un regate. Lo mismo con los extremos. Los ha matado el futbol actual. No existen. Como mal menor pueden terminar de laterales.

—¿Balón o bien espacios?

El futbol para mí es movimiento, gente que llega a situaciones donde no estaba y aparece. La gente que juega al pie… ya pasó hace mucho. El propio Barça de Pep al final ganaba por los desmarques y unos contra uno de Pedrito, Etoo y Messi. Necesitaba gente con desborde.

—Acabamos. Está a punto de publicar su quinta novela, ‘Los asesinos de la Xana’. ¿Para en qué momento una novela sobre futbol?

—Me lo he planteado múltiples veces, mas debería redactar cosas que he vivido y al final se sabría de quién hablo. No sé si lo voy a hacer cuando afirme hasta acá he llegado como adiestrador. Mientras, es mejor no escribirla. La tengo en la cabeza. Es sencillísima. Es charlar de todo cuanto he vivido desde el momento en que entré con once años en el Real Madrid, en el campeonato social, en el equipo de Camacho, y me fui con 23… y casado. Es que un año, en la Segunda B de 2 conjuntos, con el Alcalá, cedido por el Real Madrid, quedé máximo goleador de toda España con treinta tantos.

Mis historias de la Premier

—De los 6 meses (dos mil catorce) en el West Bromwich Albion, pura Premier, ¿qué se trajo?

—Fue increíble. Una enseñanza de lo que es el otro futbol. Otra forma de ver las cosas, de preparar los equipos, de convivir día tras día. Los sonidos son diferentes. La Premier es un espectáculo. Se la aconsejo a todos y cada uno de los profesionales que puedan ir. No tiene nada que ver con el futbol de España. ¿Por qué? No lo sé. Quizá por el hecho de que en exactamente la misma Premier hay 2 ligas, la de los 6 grandes y la del resto. En los primeros tienes jugadores latinos, alemanes, nórdicos… En la otra parte, la que me tocó jugar, prácticamente todos son jugadores británicos. En mi plantilla todos eran galeses, escoceses, ingleses, irlandeses… Ni un continental. Es bastante difícil mudarles la manera de meditar. Tengo anécdotas…

—No se refrene.

—Forster era el portero de la selección inglesa. Haciendo un ejercicio de salida de balón con los centrales desde atrás, me afirma que por qué razón hacíamos eso, que perdíamos el tiempo. Le pregunté, ¿de qué manera lo harías tu? Y cogió el balón desde el primer toque de portería y lo lanzó de una patada al área contraria. Y me afirmó todo serio para llegar hasta allá me ahorro todo cuanto me afirma. Esa es su forma de comprender el juego. Le cuento otra. Nos jugábamos el descenso contra el Tottenham. Si ganábamos, nos salvábamos, y tenían una alternativa de meterse en la Champions. Los 2 debíamos ganar. Jugamos en Birmingham, en casa. A los veinte minutos ganábamos tres-0. Figúrese un equipo de España en casa ganando tres-0 y jugándose la vida, puesto que lo que deseas es asegurar. Pues allá no fue posible. Cada pase que dábamos cara atrás, nos silbaban. Querían el cuarto. Quedamos tres-tres y por el hecho de que Adebayor falló un penalti en el último minuto.

Artículo anteriorUCRANIA EN DIRECTO | REFUGIADOS prosiguen cruzando la frontera cara POLONIA I Diario AS
Artículo siguienteReal Madrid – Real Sociedad: horario, TV y dónde ver LaLiga en riguroso directo
Apasionado de la Liga Santander. En D.T publico las noticias más relevantes de la liga española.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí