Inicio Europa League El hexacampeón se reclama

El hexacampeón se reclama

1
0

Cuando pocos lo aguardaban el Sevilla se va a Londres con un resultado conveniente frente al West Ham, un tanto que puede ser de oro especialmente si Lopetegui logra recobrar a ciertas ocho bajas primordiales que tenía, nueve al final fueron, de acá al próximo jueves. En un Nervión de gala que acalló a los al final prácticamente cinco mil ingleses que había en las gradas, los blanquirrojos reivindicaron su condición de segundos de LaLiga y la epopeya que les apunta como hexacampeones de la que es su competición fetiche para ganar con merecimiento y, por ocasiones, hasta de forma corta. Decepcionó el West Ham, que asimismo fue leal a la historia legendaria de tantos equipos en la islas, disminuidos cuando salen fuera de casa. Reservón, Moyes jamás fue a por el partido y lo pagó con una derrota de la que sale vivo, eso sí.

El calentamiento (y van…) agudizaba las contrariedades del Sevilla con otro caído, Ivan Rakitic, al que dejaba fuera de combate un virus. En su sitio entró Munir, de villano en los primeros cuarenta y cinco minutos a héroe tras la reanudación. El hispano-marroquí tuvo pronto el 1-0 en su cabeza mas echó fuera un caramelito de Corona, otra vez el mexicano en modo espectáculo, con desborde y calidad por las dos bandas. Minutos después Acuña le ponía otro centro preciso en el área, menos simple mas para nada imposible, mas Munir volvía a echarla fuera.

Poco feroz en la presión, el West Ham solo se aproximó arriba a cuentagotas. El tremendo Michael Antonio le ganaba el primer enfrentamiento a Gudelj, por el hecho de que con un enorme Koundé no se atrevía, y su tiro se iba al lateral de la red. Bono, en su intervención de la guarda frecuente, evitaba el primero tras un saque de esquina con una mano salvadora. Y el propio portero marroquí abortaba nuevamente el tanto inglés cuando terminaba de iniciar la segunda mitad.

Una parada que daba la vida a fin de que a continuación los de Lopetegui retomaran el control. Jordán y Óliver Torres mandaban más que Rice y Soucek, quién lo afirmaría, y el Sevilla se aproximaba al tanto hasta el momento en que este llegó de la forma más inesperada frente a un equipo de la Premier, puesto que se supone que allá dominan la fortuna como nadie: a balón parado. Sirvió Acuña y la empaló a la red Munir (1-0, 60′) en el segundo palo para regresar ido a un entregado Sánchez-Pizjuán, que transmitió energía desde el comienzo por el hecho de que sabía las contrariedades con las que su equipo encaraba el encuentro.

¡OJO!  Mateu Alemany: "Lo de Dembélé y Gavi es una cuestión económica"

No tenía más antídoto que estirarse el West Ham mas lo hizo sin demasiada convicción. Apenas un jugada con riesgo en el área, en la que Navas incordió un remate franco. Fue Ocampos, en verdad, el que disfrutó de las 2 mejores ocasiones para haber ampliado el macador mas sus disparos salieron cerca de los palos de Areola. La amarilla que vio el argentino le va a hacer perderse a propósito la vuelta, única mala nueva en otra noche europea para la esperanza de un Sevilla que precisa recomponerse como sea.

Artículo anterior“Esto es brutal para la F1”
Artículo siguienteMunir, homónimo de esperanza
DEPORTES TODAY es el medio de prensa que más crece en España en 2022 gracias a tu colaboración y participación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí