Inicio Fútbol El Burgos deja en patentiza al Fuenlabrada en “su final”

El Burgos deja en patentiza al Fuenlabrada en “su final”

4
0

El Burgos, minimizando sus fallos y haciéndose de oro con los del Fuenlabrada, se llevó los 3 puntos de un Fernando Torres que comienza a olisquear a Primera RFEF por el nivel de futbol exhibidos por los alumnos de Pellicer.

Fuenlabrada y Burgos, idénticos en el cesped mas dispares en la tabla. El buen hacer del equipo de Calero ha dado a los burgaleses unos holgadas treinta y ocho puntos. Por el contrario, los mil y un fallos del Fuenlabrada esta campaña le han puesto penúltimo con solo veintiseis puntos. Y esa diferencia era lo único que desequilibraba la igualdad vista en el césped: los visitantes, con poquísimo producían más riesgo que unos locales ‘fallones’ y inquietos en los últimos metros.

Ernesto tuvo cerca el 0-1 en el 32′ con una buena volea. Lo dicho, una jugada apartada más peligrosa que los 3 acercamientos azulones precedentes que ganaba a veces y poco más. Y no quedaría ahí pues el Fuenlabrada iría desapareciendo a cada minuto que pasaba.

Sucede que el Fuenlabrada, ya, es un conjunto de jugadores con nivel individual incierto y peor idea de jugar en equipo. En una jugada individual de un peligroso Ernesto, los azulones concadenaron una serie de ridículos tropiezos que dejaron a Mumo solo ante Altube. El cedido por el Real Madrid, eso sí, sacó una pierna abajo para eludir el primer puñetazo del Burgos. La antesala de una muestra más de lo que es el Fuenlabrada de la dos mil veintiuno-veintidos, algo difícilmente defendible y, sobre todo, salvable.

Y es que si los azulones merecen quedarse en Segunda, no va a ser por sus actuaciones protectoras. Dos toques en el área fue lo que dieron los burgaleses en el 0-1 cuando rondaba el minuto cuarenta y cinco. Dos remates en un córner con la mayor parte del equipo local defendiendo la jugada y todos, mirando el remate de Grego Sierra. El estadio, como no podía ser de otro modo, airado con un equipo que poco ilusiona.

Tan poco le gusto lo visto en la primera parte a Pellicer que dio entrada a Gozzi y Kanté por Iribas y Adrián en el descanso. Los locales comenzaron con una cara considerablemente más peligrosa, prácticamente de equipo profesional. De hecho, Bouldini dio un poco de esperanza a los del Torres con su tanto de cabeza a un centro de Ontiveros en el 46′. Tercer tanto sucesivo del marroquí; las escasas probabilidades de salvación pasan por sus botas.

¡OJO!  Melendo se marcha del Espanyol tras 19 años como 'perico'

Sin embargo, “las alegrías en casa del pobre duran poco”. Tan poco que a los 6 minutos, los de Pellicer volvían a firmar una pésima acción protectora, cometiendo Sotillos un penalti de infantiles sobre Ernesto. Pena máxima que llegó antecedida por el fallo de concentración protector local tan frecuente en el Torres. Guillermo no falló en el momento de materializarlo en el 51′ (1-dos). Esta defensa kirika ya es difícilmente defendible.

El segundo tanto visitante acabó de matar el partido. Un Burgos a medio gas sometía plácidamente a un Fuenlabrada que, partido en el centro del campo, se dedicaba a la guerra personal de cada jugador con su fallo de rigor. Algún arreón más de ímpetu que de futbol tuvo el Fuenlabrada, mas todo indigno de un equipo que se juega la vida en las once jornadas que quitan.

Otro “examen final” suspendido por el Fuenlabrada, otra jornada más en la que el Fuenlabrada sepulta las escasas esperanzas de su hinchada, otro partido más en el que el contrincante, en un caso así un buen Burgos, muestra a los azulones lo que habrían de ser y, por el momento, no son.

Artículo anteriorDetienen en Rusia a Brittney Griner, de las mejores jugadoras de Estados Unidos
Artículo siguienteEl Burgos se aproxima al playoff y hunde al Fuenlabrada
DEPORTES TODAY es el medio de prensa que más crece en España en 2022 gracias a tu colaboración y participación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí