Inicio Liga Santander El Barcelona no está preocupado por las lesiones de Haaland

El Barcelona no está preocupado por las lesiones de Haaland

5
0

Cuando se notificó desde Dortmund que Erling Haaland había recaído hace algunos días de su precedente lesión, un poso de preocupación se instaló en el FC Barcelona: no era el primer incidente que padecía y su historial de lesiones comenzaba a ser exageradamente largo para un jugador tan joven (veintiuno años), perdiendo ya más de 15 partidos esta temporada, incluyendo la eliminatoria de la Europa League frente al Rangers, que terminó dejando al conjunto alemán fuera de Europa.

Sin embargo, el club azulgrana respiró aliviado cuando comprobó que la última lesión de Haaland es de corto recorrido. Según ha podido saber AS, los informes que han llegado al Barcelona es que el jugador no tiene ni siquiera una ruptura en el aductor, con lo que se espera que en un plazo máximo de diez a 15 días esté ya recuperado.

Y es que dentro del Barcelona llevan tiempo ‘monitorizando’ al delantero del Borussia: no se puede dejar ningún detalle en el aire y menos si charlamos de una apuesta tan potente, de un jugador que debe marcar el destino del club en la próxima década.

A partir de acá, las lesiones de Haaland se observan y estudian con el objetivo de tener un análisis completo del delantero, ya antes de dar un paso tan esencial. Ahora mismo, el punto enclenque del noruego es el aductor derecho, donde arrastra inconvenientes desde el veintitres de enero, cuando se lesionara frente al Hoffenheim. Desde ese día, ha sufrido 2 recaídas. Sin embargo, se trata de inconvenientes muy menores y que no van a ser definitivos ni muchísimo menos en el momento de proponer el abordaje de su fichaje.

Anteriormente a los inconvenientes con los aductores, Haaland había tenido una lesión en la cadera, donde estuvo un mes de baja y se perdió 7 partidos, como asimismo una ruptura muscular a inicios de temporada, que le dejaron dieciocho días fuera de los terrenos de juego.

Un cómputo de lesiones que se considera “normal” dentro del club azulgrana, especialmente si tomamos en cuenta las peculiaridades físicas del jugador noruego, que mide prácticamente 2 metros y pesa cerca de noventa kilogramos. Lo que está claro es que si termina viniendo al FC Barcelona, los médicos y preparadores físicos le van a preparar un plan concreto y pormenorizado para ‘regatear’ en la medida de lo posible todos y cada uno de los incidentes físicos inherentes a tener un cuerpo tan diferente para un futbolista.

¡OJO!  El suplicio de Villalibre
Artículo anteriorBETIS – ATLÉTICO DE MADRID | Rueda de prensa de SIMEONE | Diario AS
Artículo siguientePogacar despega… ¡Y Carlos Rodríguez le prosigue!
Apasionado de la Liga Santander. En D.T publico las noticias más relevantes de la liga española.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí