Inicio Liga Santander Camavinga, el libertador

Camavinga, el libertador

2
0

Corría el minuto cincuenta y ocho de partido, cuando Kylian Mbappé (veintitres años) era tratado en el área madridista tras una caída en dura pelea con Alaba (veintinueve), cuando Carlo Ancelotti decidió efectuar sus 2 primeros cambios. De esa forma, Eduardo Camavinga (diecinueve) y Rodrygo (veintiuno) ingresaban en el terreno de juego por un Kroos (treinta y dos) algo renqueante (salía de lesión) y un desatinado Marco Asensio. De manera rápida se dirigió a Modric. La orden era clara: Valverde y formarían un falso doble pivote (el uruguayo tenía libertad de movimientos), con Rodrygo y Vinicius en las bandas. El croata quedaba liberado para actuar en la mediapunta, justo tras Benzema. Apenas 3 minutos después, Benzema abría el marcador tras percibir el balón de Vinicius.

La entrada del joven centrocampista francés fue clave en el triunfo madridista. Su energía, al lado de la de Valverde, liberando a Modric, hizo que el equipo se estirara en el terreno de juego, subiera la presión en las proximidades del área del PSG, y el agobio fue in crescendo en torno a la meta de Donnarumma. Conforme fue avanzando el tiempo y Camavinga se fue asentando poco a poco más, la presión en el bloque alto de los madridistas fue haciéndose poco a poco más y más presente.

En los algo más de los treinta y siete minutos que disputó, Camavinga solo tuvo un fallo en el momento de dar pases: dio quince de dieciseis pases (un acierto del noventa y cuatro%, solo le superó Kroos, cuarenta y nueve de cincuenta). Sus pases procuraron las bandas (tanto Rodrygo como Vinicius recibieron 4 balones del francés), cometió una falta y recibió otra, mas sobre todo se le vio muy atinado en la toma de resoluciones. Poco a poco, Carlo Ancelotti, de los mejores centrocampistas en la década de los ochenta, va moldeando al joven talento francés. Un futbolista que llegó en el último día de mercado cuando todo el madridismo veía de blanco a Mbappé.

Nacido en un campo de asilados en Angola, comenzó con apenas dieciseis años en el Rennais, dejando ya a las claras su calidad y sobre su increíble físico. Su salto al estrellato fue exactamente frente al PSG, al que derrotó (dos-1) con el entonces su equipo en dos mil diecinueve. Ahí le empezaron a proseguir los grandes de Europa. Finalmente se lo llevó el Madrid, que comienza a buscar relevos a jugadores tan trascendentales y tan únicos como Modric (treinta y seis años) y Kroos (treinta y cuatro).

¡OJO!  ¿El último 'derbi' de Suárez?

El día tras el partido frente al PSG, lanzó un mensaje mediante sus redes sociales: “Disfruten el día, Madridistas”, acompañándolo con una cara sonriente. En su primera temporada de blanco suma 2 tantos (frente al Celta en su estreno liguero y frente a la Real Sociedad) y un asistencia (en Champions a Rodrygo en San Siro), mas da la impresión de que en el tramo donde se juegan las competiciones, Camavinga, que desea ser recordado como una buena persona que ganó muchos trofeos, está absolutamente dispuesto para estar en el once titular. Tiene que medir alguna de sus intervenciones (peca de dureza, algo que no termina de gustar a Ancelotti), mas poco a poco se marcha ganando un puesto en el horizonte madridista…

Artículo anteriorLa guerra del futbol llega a la Primera RFEF
Artículo siguienteUna Aiztondo Klasikoa para la Copa de España Élite-Sub23
Apasionado de la Liga Santander. En D.T publico las noticias más relevantes de la liga española.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí