Inicio Liga Santander Cabrera y el Espanyol se redimen

Cabrera y el Espanyol se redimen

0
0

Feliz Año Nuevo. Así podrían haberse despedido de manera perfecta los pericos, una vez cosechada su primera victoria de este dos mil veintidos frente a un Getafe que proseguirá sin ganar a domicilio. Supera el Espanyol una especie de final y una barrera sicológica que parecía indestructible, la de los treinta puntos, y respira lejos de un descenso con el que aún coqueteará Quique Sánchez Flores, tan estéril en su retorno al RCDE Stadium como Ünal, quien llegaba enrachado y se fue prácticamente nuevo.

Recuperemos el orgullo”, rezaba la pancarta con la que la grada de animación recibió al Espanyol. Un entorno de plebiscito, un penúltimo intento de reconciliación, la mano tendida de la afición a su equipo y Vicente Moreno. Que respondieron. Una redención que absolutamente nadie mejor que Cabrera podía representar. Señalado en diferentes tantos recibidos en los últimos partidos, si bien titular en contraste al esta vez defenestrado Sergi Gómez a favor de Calero, fue el uruguayo quien abrió el marcador. De cabeza, en un córner servido por Vilhena. Y lo festejó con efusividad, si bien sus mejores días los pasó en el Getafe, por el hecho de que le pudo más la saña contenida que su pasado.

Se hallaron cómodos los pericos a pesar de las dos líneas, de 5 y 3, que les plantó cerca del centro del campo Quique, quien no había pisado Cornellà desde su destitución al frente del Espanyol, en dos mil dieciocho. Y atados los azulones, infestados de bajas –Arambarri se unió a Cuenca, Aleñá y Damián Suárez–, hasta el punto de que Cabaco se hizo el dos-0 en propia meta, tras una excelente internada de Darder que Olivera había tratado de despejar sin éxito.

A pesar del resultado, 68 minutos tardó el técnico madrileño en agitar el banquillo, con la entrada de Sandro por Florentino, que segundos ya antes había estado a puntito de marcar con un chut lejano que Diego López rechazó con la yema de los dedos a córner. Había sido la más clara del Getafe al lado de un remate de Olivera, en la reanudación, desviado lo justo por Cabrera.

Aunque quien verdaderamente agitó el partido fue Cordero Vega, presto a enseñar tarjeta a la mínima, once en total, por más que el enfrentamiento era inocuo en agresividad. Y cuando tuvo en su mano la segunda para Yangel Herrera, a doce minutos para el final por venir tarde a un balón dvidido, reprendió a su víctima, Cabaco.

¡OJO!  Así está la tabla de Primera con el empate temporal entre Athletic y Getafe

Tuvo el agremiado la marcha de más que curiosamente le faltó al Getafe, que encadena su cuarta jornada sin ganar, en frente de un Espanyol que distó de fascinar mas que se mostró corajudo y que se reconcilió ante su gente.

Artículo anteriorXAVI insiste en PEDRI y su comparación con INIESTA: apuesta cien% por el CANARIO | AS
Artículo siguienteLuis García Plaza: “El equipo tiene que volver a sumar fuera de casa”
Apasionado de la Liga Santander. En D.T publico las noticias más relevantes de la liga española.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí