Inicio Opinión ¡Borja Iglesias desata la insensatez!

¡Borja Iglesias desata la insensatez!

0
0

El Betis se deshizo del Rayo Vallecano tras un duelo de nervios para apresar su quinta final de la Copa del Rey. Lo hizo con Joaquín, su capitán, como convidado inopinado en una celebración que sorteó una prórroga en un descuento de vértigo. El portuense se deshizo de Bebé, el jugador que había silenciado el Villamarín minutos ya antes con un golazo desde la lejanía, ideó un pase al espacio a fin de que Canales llegase y Borja Iglesias aprovechó el despeje errado de Fran García. Ahí explotó Heliópolis. Al ritmo de su capitán. Rendido al futbolista de cuarenta años que desea proseguirse escribiendo episodios de historia sobre el césped. El Betis se cita el veintitres de abril con el Valencia en La Cartuja tras un lance de nervios frente a un Rayo que dio su vida por ese ansiado pedazo de gloria. 

Salió más miedoso el Rayo. O bien tal vez su intencionada intensidad se encontró con la mayor verticalidad del Betis. Canales y Fekir trataron de aliarse pronto, Sabaly tomó peso en la banda derecha y Juanmi conminó a Luca a los diez minutos con un buen remate de cabeza. El Betis deseaba apresurar. Lo hacía cuando William Carvalho conseguía tomar el mando de una medular en la que Pathé Ciss era el convidado inopinado puesto en competición por Iraola a fin de que la insensatez no fuese tanta. En ese intercambio de pretensiones asimismo apareció Trejo. Los nervios no van con él. Dibujó espacios para Álvaro García y ahí padeció el Betis, que temía sin balón y suspiraba por tenerlo.

Había más incomodidad que certidumbres en el Villamarín. Pellegrini no hallaba a Juanmi. Iraola aguardaba a Isi. Pero el primer tiempo se durmió en la irrelevancia. Entre carreras de Álex Moreno y coberturas de Guido en el Betis. Entre hurtos de Óscar Valentín y suspiros de Trejo en el Rayo. Más temores que futbol. Más nervios que atrevimientos reales.

La reanudación presentó un contexto de continuidad. Carvalho deseó más. Adelantó metros y procuró conducciones que dañaran la comodidad del Rayo. Pero sus apariciones cerca del área no fueron terminantes. A Pellegrini no le agradaba esa sensación de jugar a nada. Pero fue Iraola el primero en desplazar piezas del tablero. Comesaña apareció a fin de que el Rayo tuviese más poder de mando y Nteka dio el relevo a un Isi poco afortunado. Apretaba más el Villamarín que el Betis. Con más de cincuenta ánimas intranquilas, la afición bética solicitó más a los suyos. Carvalho volvió a buscar la portería de Luca tras otra infinita jugada de asociación y el Rayo aguardaba apresar su espacio, el que pudiese darle alas cara su anhelo de final.

¡OJO!  Real Madrid - Real Sociedad en riguroso directo

El reloj marcó un final de más desequilibrio. Estaba obligado a ello el Rayo. Se apuntó a esa celebración un Betis expectante de reforzar su ventaja. Y halló mil espacios el equipo de Pellegrini, que desaprovechó contragolpes en los pies de Fekir, Juanmi y Canales al paso que Iraola asistía nuevamente a los cambios para cambiar la escena.Y lo consiguió. Bebé entró en competición y se halló con una falta lejana tras un superfluo codazo de Willian José. Su disparo fue un misil que Claudio Bravo no supo lograr. Sonrió Iraola. Se hundió Heliópolis.

El cierre tenía guardado más. Pellegrini apostó por Joaquín y el Rayo cedió metros en espera de una prórroga que parecía cantada. Fue entonces cuando el portuense recibió un pase medido de Claudio Bravo, descartó a Bebé, dibujó un pase mágico al espacio y Canales consiguió superar a Luca antes que Borja Iglesias aprovechase un rechazo obligado. La gloria era del Betis. También de Joaquín. La desesperación capturó al Rayo hasta el momento en que el pitido final cerró una batalla de color verdiblanco. Pellegrini tiene su final de Copa. Iraola queda a las puertas de un jalón para su Rayo. Hubo méritos repartidos en un Villamarín que festejó como jamás la clasificación de su equipo a su quinta final de la Copa del Rey.

Artículo anteriorEl Leganés salva del olvido a las vanguardistas del futbol femenino local
Artículo siguienteBorja Iglesias frustra a un enorme Rayo
DEPORTES TODAY es el medio de prensa que más crece en España en 2022 gracias a tu colaboración y participación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí